Ir a inicio

Ir a inicio

 

Enlaces desnudos

Webs interesantes
MAGUFOmedia
ARP-SAPC
HomoWebensis
Sin dioses

Bitácoras de la leche
El palo-freak
A Contraluz
Por la boca muere el pez
Ciencia 15
Los cien gaiteros del delirio
La biblioteca de Babel
El rincón de Canopus

FotoBlog


Categorías e historias

La verdad desnuda
Bajo la ropa
Los velos de Sofía
Historias

Califica En Pelotas
Todo esto es gracias a

Blogalia
Blogalia


Montaraz tu padre


Después de unas cuantas cañas -por eso de tener atenuantes- en mala compañía, a mi interlocutor y a mí nos dio por reirnos de quienes pierden el tiempo en la Sociedad Tolkien Española, un grupor de personas que se dedican a la nada despreciable labor de escribir tratados sobre Tolkien y la Tierra Media, a disfrazarse de señores con pelos en los pies y señoras con orejas picudas, a cantar en lengua élfica (sic) y a bailar los ritmos de moda -por decir algo- en el bosque de Lórien. A eso estábamos cuando nos preguntamos: ¿qué roles deberíamos desempeñar en tan delirante y extraño grupo de anillo-pillados?

No diré el de mi acompañante, pero sí que comentaré el que a mí me correspondió: sin lugar a dudas, debido a mis greñas, a mi aspecto desarrapado y a mi barba de varios días, no podía ser otra cosa que un montaraz. ¿Un montaraz yo? No recuerdo la descripción que de estos personajes el libro daba, pero, estareis conmigo, tal y como nos los presenta Peter Jackson en sus películas sobre la Tierra Media, han de ser seres desagradables, repugnantes y rancios. Intentaré explicarme mejor.

Un montaraz, visto lo visto, ha de ser una persona de hábitos higiénicos más bien inexistentes. Pueden pasarse meses cabalgando, corriendo, luchando, sin que por su cabeza se les pase la idea de una ducha. Lógicamente no hay enemigo que acabe con ellos: sólo al levantar su brazo con la espada empuñada son capaces de acabar con quien se ponga por delante, tal ha de ser el tufillo de su sobaquera.

Y si es el hedor una característica básica de todo montaraz, no lo es menos su habilidad para engañar a las hembras. O todas las elfas y mujeres de la tierra media tienen el olfato atrofiado, o son rematadamente tontas. Si no, no me explico por qué se vuelven locas cuando ven a un señor sucio, con las ropas raídas y tan violento. Deberían dejarse de Puertos Grises y tonterías por el estilo, y pasarse por la Gran Vía madrileña... Estarían en la gloria.

Más datos: un montaraz ha de ser violento, ha de resolver los problemas a leches. Eso sí, para compensar lanzan discursitos nuevaerenses, recitan frases sacadas de los más penosos libros de autoayuda, cantan canciones en élfico -¡si lo que se lleva es el inglés!- y se pasan horas mirando al horizonte como si estuviesen pensando en algo. En la próxima pelea, probablemente, y no en el suave pelo de elfa alguna, visto lo variable que es el corazón de los susodichos -hoy me enamoro de una, mañana de otra, otro día me enrollo con un caballo-.

No quiero extenderme, así que no comentaré su actitud fachosa-monárquica-antidemocrática, o sus problemas con el alcohol, o su adición a las drogas (eso de “bajarse a La Comarca” resulta muy sospechoso-. Terminaré gritando: “¡No soy un montaraz!”... A pesar de que me duche más bien poco, no me afeite, me gusten las broncas, sea un borracho, un drogadicto y un hacha con las mujeres.

Publicado el 2003-02-06 a las 07:10 | 11 Comentarios | Enlace

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://enpelotas.blogalia.com//trackbacks/5284

Comentarios

1
De: Akin Fecha: 2003-02-06 07:27

En fin...

XDD



2
De: Vendell Fecha: 2003-02-06 09:44

Pues le pegaba lo de ser un maquis monárquico.



3
De: eledhwen Fecha: 2003-02-07 00:12

Antes me miraría en un espejo que reflejase el alma, Señor, que en uno que usted me ofreciese pues menuda imagen me devuelve. ;D
Aunque si debo reconocer que a veces canto en élfico.
Suerte que el retrato ofrecido en la película no se acerca demasiado a lo que debería ser un montaraz.
(Por cierto, su enlace es "endogámico").
Para servirle,
eledhwen lothuial, i moriloth
peredhel dunadaneth
Hiril o Hithlum



4
De: angie Fecha: 2003-02-07 01:19

di que si eledwen!!!
si yo fuese hombre tambien tendria envidia de los montaraces, lo entiendo señor en pelotas, pero no se preocupe, si se informa bien se le pasará.
un trago de hidomiel a su salud.



5
De: Alabuena Fecha: 2003-02-07 06:18

Eh... A ver, no nos vayamos por los cerros de Eriador. El texto era, o intentaba ser, humorístico. Asi que pido públicas disculpas si a alguien he ofendido. Eso sí, prefiero ser un ser humano antes que un flipado montaraz. Prefiero la birra frequita que la insípida hidomiel.



6
De: Alabuena Fecha: 2003-02-07 06:22

Ah, Eledwen, gracias por lo del enlace.

No sirvo a nadie,
Alabuena, hijo de Alamala, hijo de Alachunga, del reino de Alapeor.



7
De: yildelen Fecha: 2003-02-07 06:52

:oDDD
por cierto, Alabuena, ¿y ese fotoblog que te has montado? ;o), mola que salgan las fotos al azar...



8
De: eledhwen Fecha: 2003-02-07 17:52

Entendí que era humorístico, y en el mismo tono respondí, con el emoticon como ayuda de cámara.
(Dnd)



9
De: Anónimo Fecha: 2003-02-08 02:26

[LOST]



10
De: Tenebris Fecha: 2003-02-10 20:59

Pues siento tener que indicarlo pero el relato tiene un pequeño pero crucial fallo: los montaraces no pelean a puñetazos.
¡No señor Alabuena! cuando lo hacen es a cuchillo o, en su defecto, armados de un buen garrote.
Y se lo digo yo que personalmente conozco a unos cuantos genuinos montaraces de esos (Los puños los usan cuando acarician sonrosadas mejillas).



11
De: Anónimo Fecha: 2003-05-09 21:19

Desde luego que no lo eres...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.107.244 (5fbe063c33)
Comentario

- Bitácora sin interés creada por Alabuena -